Páginas vistas en total

jueves, 13 de septiembre de 2012

EL ‘COCOA 2012, III FESTIVAL INTERNACIONAL DE DANZA INDEPENDIENTE’ SE DESARROLLARÁ HASTA EL 30 DE SEPTIEMBRE EN 9 SEDES PORTEÑAS Y CON MÁS DE LA MITAD DE LAS ACTIVIDADES CON ENTRADA LIBRE Y GRATUITA



Espectáculos nacionales e internacionales, mesas de debate, proyecciones de videodanza, espacios de formación, coproducciones entre instituciones, presentaciones de libros. Todo esto y más abarcará la tercera edición del Festival Internacional de Danza Independiente que desde el pasado lunes 10 de septiembre y hasta el 30 de septiembre se desplegará en nueve sedes porteñas con más de la mitad de las actividades con entrada libre y gratuita, organizado por CoCoA-DaTeI. El nombre corresponde a las siglas de Coreógrafos Contemporáneos Asociados y Afines - Danza Teatro Independiente, una asociación sin fines de lucro que reúne a coreógrafos y bailarines desde 1997 con el fin de promover la actividad escénica no oficial. Cada dos años, la entidad realiza este festival que se solventa con el aporte de los socios de la institución, la ayuda de embajadas, de las salas que funcionan como sedes, de Prodanza, y de las instituciones culturales y educativas que también participan del evento.


“Este año buscamos consolidar el carácter independiente a nivel artístico, dando cuenta de la diversidad de lenguajes y de estilos que conviven en la danza contemporánea, abriendo el abanico a todas las estéticas, sin atarnos a modas ni gustos personales”, comentan a Página/12 las coreógrafas Liliana Tasso y Marisa Quintela, miembros de las comisión organizadora del encuentro. Para garantizar esa pluralidad de tendencias, consideran fundamental la existencia de un jurado que seleccione las propuestas y que en cada edición se renueve. “De esta manera, si bien el festival mantiene ciertas líneas, está hecho por gente nueva y no se producen enquilosamientos ni la permanencia de personas que siempre programan lo mismo”, concuerdan. Habrá estrenos y reposiciones, dos elencos del interior (uno de Rosario y otro de la Patagonia), obras más vanguardistas y con uso de nuevas tecnologías pero también propuestas más convencionales, obras performáticas, danza en espacios no convencionales. Una rica programación en la que conviven figuras nuevas y consagradas, que se podrá ver en los centros culturales de la Cooperación, Ricardo Rojas, Haroldo Conti; en las salas Belisario, el Portón de Sánchez, Garrick; en la Casa del Bicentenario; en el IUNA, y en la sede Caseros de la Universidad de Tres de Febrero.
“Del exterior vienen cuatro propuestas muy diversas entre sí”, apunta Quintela. De México llega el solo de Esthel Vogrig, Mi última foto, que propone un diálogo entre el cuerpo real y la imagen fotográfica. De Perú habrá una creación de danza-teatro titulada indi-BI-sible, un trabajo con música en vivo inspirado en la novela Orlando, de Virginia Woolf. Chile estará presente con En construcción, “una propuesta multimedia más conceptual y educativa”, según define Quintela, que intenta explicitar cómo se construye una obra. De Francia desembarcan Geisha Fontaine y Pierre Cottreau, un dúo que dará a conocer su nueva pieza: Les yeux dans les yeux (Mirarse a los ojos), en la que mediante el movimiento, el texto y la imagen proyectada cuestionan el rol de la mirada del espectador. Filósofa, además de coreógrafa y bailarina, Fontaine presentará en el marco del festival el libro Les danses du temps, en el que reflexiona sobre el tratamiento del tiempo en la danza contemporánea.


Más información sobre Sedes y Programa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario