Páginas vistas en total

jueves, 15 de enero de 2015

FUNDACIÓN AVON Y NACIONES UNIDAS EN ARGENTINA LANZAN LA CAMPAÑA “#QUÉONDA” PARA PREVENIR SITUACIONES DE MALOS TRATOS EN NOVIAZGOS DE ADOLESCENTES. LA CAMPAÑA CONSISTE EN LA DIFUSIÓN, EN REDES SOCIALES, DE MENSAJES QUE PRESENTARÁN SITUACIONES DE MALOS TRATOS -GENERALMENTE NATURALIZADAS- A FIN DE QUE L@S JÓVENES LAS RECONOZCAN COMO SITUACIONES DE VIOLENCIA.



“#QuéOnda”estará disponible entre el 12 de enero y fines de marzo, en las respectivas redes sociales de la Fundación Avón Argentina y en las de la ONU Argentina, es decir,  en facebook, twitter y youtube de ambas.

Esta iniciativa se impulsa en el marco de una campaña mundial lanzada en 2008 por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, llamada “ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres” que hace un llamado a los gobiernos, sociedad civil, organizaciones de mujeres, jóvenes, el sector privado y a los medios de comunicación a unir fuerzas con el fin de atender la pandemia mundial de violencia contra mujeres y niñas.

De acuerdo a investigaciones recientes sobre el tema, en situaciones de violencia de larga duración en parejas adultas, las mujeres han identificado al noviazgo como el momento en el que aparecieron las primeras manifestaciones de maltrato y violencia en la forma de los celos y el control, seguidas luego por las otras manifestaciones.  

De esta forma, el objetivo de la campaña“#QuéOnda” es dar visibilidad sobre aquellas situaciones de malos tratos que tienen lugar en las parejas jóvenes y que generalmente son aceptadas y minimizadas, de manera que puedan ser identificadas como situaciones de violencia.

La violencia y los malos tratos no son conductas innatas en las personas: se aprenden, se toleran y -hasta en algunos casos- se justifican. Al ser prácticas aprendidas, se pueden cambiar. En este sentido, los adolescentes y jóvenes están en un momento de la vida en el que es posible construir otras formas de relacionarse basadas en la promoción de sus derechos y el respeto de las/os otras/os.

“#QuéOnda”está integrada por una serie de piezas gráficas y audiovisuales, centradas en abordar 5 temas principales: celos y control, descalificación, humillación, indiferencia y presión sexual. El contenido de estas piezas fue desarrollado conjuntamente por las instituciones organizadoras y la Asociación Civil TRAMA, especialista en el desarrollo de estrategias de comunicación con perspectiva de género.  Para ello se realizaron dos talleres con adolescentes y jóvenes, un relevamiento  de otras campañas sobre la temática abordada y se consultaron las conclusiones de la investigación “Jóvenes, relaciones de pareja y malos tratos en el noviazgo” realizada para Trama y IADEPP.

La Campaña #QuéOnda”estará disponible entre el 12 de enero y fines de marzo, en las respectivas redes sociales de la Fundación Avón Argentina y en las de la ONU Argentina, es decir,  en facebook, twitter y youtube de ambas.


¿Por qué una Campaña en Redes Sociales?
 
Datos obtenidos a partir de un estudio sobre acceso, consumo y comportamiento de los adolescentes elaborado por UNICEF de Argentina en 2013, revela que la edad promedio en que sacaron su primera cuenta en una red social es de 13 años.

Por su parte, la Encuesta sobre Consumos Culturales realizada por el Ministerio de Educación de la Nación también en 2013 a la población mayor de 12 años da a conocer que:
·    La computadora es el dispositivo tecnológico que más se extendió en los últimos tiempos: el 71% de los argentinos tiene PC, el 68% es usuario, el 65% se conecta a Internet y el 60% tiene conexión en su casa. El uso diario promedio es de 2 horas y media.
·   Destaca el protagonismo del teléfono celular en los consumos digitales: el 24% de la población se conecta a Internet a través de los Smartphones.
·   De los contenidos que se consumen en Internet, las redes sociales se ubican primero, con un 57% de usuarios (46% de uso frecuente).
·   Las páginas más visitadas son Facebook, con el 24% y Youtube, con el 22%. El 55% tiene un perfil en Facebook y el 13%, una cuenta en Twitter.
·  Chequear mails, bajar música o escucharla on-line e informarse a través de diarios o de medios alternativos son también actividades muy habituales.


Según especialistas y según lo evidenciado en la investigación desarrollada por Trama-IADEPP (2014) y lo experimentado en los talleres desarrollados en el marco de la campaña “ÚNETE…”, las situaciones de maltrato y violencia se organizan, analíticamente, en 3 niveles que indican desde lo más frecuente a lo menos frecuente y lo que está menos visibilizado a lo que está más identificado por jóvenes y adolescentes.

NIVEL 1. CELOS + CONTROL: Las situaciones de maltrato y violencia más habituales y extendidas en parejas de adolescentes y jóvenes están relacionadas con la manifestación de los celos y el ejercicio del control.

Cabe destacar que los celos y el control se ponen en evidencia y son potenciados -en cantidad e intensidad-por la utilización de las tecnologías de comunicación (celulares, computadoras, tablets, etc.) y sus aplicaciones (redes sociales, whatsapp, GPS, etc.).

NIVEL 2. CELOS + CONTROL + DESCALIFICACIÓN + HUMILLACIÓN + INDIFERENCIA AFECTIVA: Otras de las situaciones son las vinculadas con el maltrato psicológico, evidente y reiterado. Además de los celos y el control, las actitudes con las que se ejerce maltrato son descalificación -críticas, frases despectivas, burlas, ataques a la autoestima-, humillación -ridiculizaciones en público, revelar información íntima, escándalos.- e indiferencia afectiva -mostrarse insensible, desatento, ignorar o dejar de hablarle a la otra persona.-

NIVEL 3.CELOS + CONTROL + DESCALIFICACIÓN + HUMILLACIÓN + INDIFERENCIA AFECTIVA + AISLAMIENTO + ACOSO + MANIPULACIÓN + PRESIÓN + AMENAZAS: En este nivel se ubica la instalación de la violencia en cualquiera de sus formas y tipos (psicológica, física, sexual, económica y todas sus combinaciones posibles) en forma explícita y donde se pone en riesgo la vida y la salud física y psíquica de quienes la padecen. La persona que recibe la violencia está sometida a un creciente aislamiento-impedir que tenga vida social, que sólo se relacione con él-, acoso -vigilarla, seguirla, esperarla a la salida de sus actividades, acosarla telefónicamente o por otros medios-, manipulación -trampas, presiones de todo tipo-, presión sexual-imponer relaciones sexuales no deseadas, irresponsabilidad sobre los riesgos, impedirle que use anticonceptivos- y amenazas -para intimidar, es decir, para asustar y obligarla a hacer lo que él quiere-.

Cuando la situación se vuelve más intensa, las consecuencias del maltrato sobre el estado psíquico de las personas que lo padecen son ansiedad, depresión, baja autoestima, vergüenza, culpa, sentimientos de indefensión, sensación de baja capacidad de control, bajas expectativas de autoeficacia y miedo: Miedo a la soledad, al abandono, a la respuesta social y familiar, a hacer uso del sistema policial y judicial, al daño que puedan sufrir ellas o su familia y amigos/as.

Asimismo, algunas mujeres presentan cuadros de trastornos de estrés postraumático, un deterioro importante de las relaciones sociales y un progresivo aislamiento. El rendimiento académico y laboral -en el caso de aquellas con acceso a un empleo- se ven perjudicados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario