Páginas vistas en total

miércoles, 20 de noviembre de 2013

28° EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA’ LO MÁS DESTACADO DE LA CUARTA Y QUINTA FECHA




Promediando la mitad del Festival, la cuarta jornada transcurrió en un clima de efervescencia en el que los invitados internacionales cobraron notoriedad con Bong Joon-ho,  John Landis y Pierre Étaix circulando por las calles marplatenses y con las salas colmando plenamente su capacidad.

COMPETENCIA INTERNACIONAL
Desde Estados Unidos llegó Joe Swanberg para presentar Drinking Buddies, la nueva película de uno de los directores más prolíficos e interesantes del panorama actual del cine norteamericano presentando un universo personal de relaciones a destiempo, tímidas confesiones, silencios incómodos y pasos de comedia involuntarios.
Juan Carlos Valdivia presentó Yvy maraey – Tierra sin mal. La realización de una película documental –y su cruce con la ficción- marcan el pulso de un relato de un viaje compartido entre un director de cine y un líder indígena, en la búsqueda por la épica y la historia de un pueblo.

COMPETENCIA LATINOAMERICANA
Se presentó  A estas alturas de la vida, una película de los ecuatorianos Álex Cisneros y Manuel Calisto, un film ingenioso y cálido, curiosamente opacado por el mundo real (Calisto fue asesinado apenas concluido el rodaje) que presenta a  dos amigos, una terraza, personajes estrambóticos y la certeza de saberse extraño en un mundo adormecido.
El amor a veces, la nueva película de Eduardo Milewicz; el director de Samy y yo entrega una historia de amor entre los personajes de Gonzalo Valenzuela y Malena Villa, marcado por la diferencia de edades y la autodestrucción del protagonista.

COMPETENCIA ARGENTINA
Emiliano Grieco presentó Diamante. El pasaje de la infancia a la pubertad es el momento en el que este relato, en los límites entre ficción y documental,  se detiene para mostrar los días de un chico en  una pequeña aldea pesquera en la orilla del Río Paraná.
Polvareda, de Juan Schmidt es una película de género con elementos universalmente reconocibles pero trasladados a la Pampa argentina, con hombres de acción y numerosos guiños cinéfilos. Tiros, asados, futbol y melancolía en un policial rural.
Jerónimo Atehortúa Arteaga e Iñaki Dubourg son directores de Tres Muertos, una roadmovie en el que el viaje de los protagonistas no transcurre tanto en lo que se muestra como en sus vacíos, que evidencia la falta de propósitos de una generación.
En la 5ª Jornada, en la Competencia Internacional se proyectaron Club sandwich de Fernando Elimbcke y The Eternal Return of Antonis Parasvekas de Elina Psykou. En Competencia Latinoamericana fue el turno de Penumbra de Eduardo Villanueva mientras que en la Competencia Argentina le correspondió a Mujer Conejo de Verónica Chen.
Entre las actividades especiales se destacaron la mesa redonda sobre la restauración de la obra de Jorge Cedrón con la presencia de Lucía Cedrón; el seminario que brindó María Cañas titulado El cine porcino y las videomaquias: cinefagia militante y resistencia y  la presentación del libro El tiempo detenido de Scott Foundas editado por el Festival. En las “Charlas con Maestros” fue el turno de Deborah Nadoolman Landis, vestuarista de infinidad de filmes que ha trabajado con directores como Steven Spielberg, Louis Malle y Costa-Gavras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario